Mostrando entradas con la etiqueta De ultramar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta De ultramar. Mostrar todas las entradas

sábado, 19 de julio de 2014

KANJI: MIRA Y APRENDE



Un extracto de la edición del martes del “JAPAN TIMES” que tiene como objetivo enseñar KANJI a los que no tenemos ni idea…

El KANJI es uno de los tres alfabetos japoneses. Dos son silábicos pero en el KANJI que cada símbolo representa un concepto.

sábado, 8 de marzo de 2014

COCINANDO A DIEZ MANOS

Tengo que reconocer que me he enterado ahora mismo de que Hondarribi presenta una candidatura a ser “Ciudad Creativa de la Gastronomía”, pero la iniciativa me parece bien si sirve para traernos oportunidades de hacer cosas distintas y con calidad como éstas. Os paso la nota de prensa de “COCINA A DIEZ MANOS”.


Edgard Simmonds, chef que acercará a Hondarribia la cocina del Cauca y del Pacífico colombiano desde Popayán, Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco

COCINANDO A DIEZ MANOS es la iniciativa que la Asociación de Hostelería de Hondarribia va a desarrollar en el contexto del Foro de los Patrimonios, que organiza Arma Plaza Fundación y el Ayuntamiento de la ciudad, en la segunda quincena de este mes de marzo; y con la que la ciudad inicia su andadura para acreditar su candidatura a Ciudad Creativa de la Gastronomía de la Unesco.

sábado, 30 de marzo de 2013

VIERNES SANTO EN TOKYO





Los calendarios modernos no suelen ser más que una mera cuenta matemática de días, semanas y meses en las que se incluye alguna información adicional coloreada en rojo como pueden ser los días de fiesta nacional o los domingos. 

En cambio el calendario tradicional “KOYOMI” japonés fue diseñado como una guía natural y cultural para disfrutar de los cambios de estaciones.

Adaptado del calendario asiático oriental, originario de China, el “koyomi” japonés cuenta los meses de acuerdo al ciclo lunar, pero también incluye un registro adicional que divide el año solar en 24 periodos de 15 días cada uno llamados “SEKKI”. Cada “Sekki” se divide a su vez en tres sub-periodos de cinco días cada uno conocidos como “SHO”.

viernes, 9 de marzo de 2012

"CARRÉMENT FRITES"


De la mano de Henry Hugues, periodista y enamorado de las "FRITES" hasta el punto de crearles su propio espacio en la red (www.frites.be), y Verdeyen Albert, cocinero belga de renombre convertido en asesor gastronómico, nos llega este libro homenaje a Su Majestad LA PATATA FRITA.

La idea de la publicación es dar la importancia que se merece a todo un icono de la cultura gastronómica belga, los "FRIKOTS", esos conos de patatas fritas que podemos comprar cualquiera de los miles de "BARAQUE A FRITE" que salpican Bélgica.

Para los autores, las patatas fritas son belgas y hablan e francés, se comen con los dedos, y la única polémica que se admite a discusión entre ellos es si la mayonesa a de servirse encima o a un lado.
Aquí no hay lugar para la patata congelada, y defienden ante restaurantes de todo tipo que cualquier plato que lleve patatas caseras, en lugar de patatas congeladas, queda automáticamente elevado a un nivel superior.

En algunos barrios de Bélgica, la figura del "FRITURISTE", la persona que hace las patatas, es como la figura del librero o farmacéutico del barrio, hasta el punto de que existe una asociación nacional de freidores de patatas que se encarga de preservar este preciado elemento de la cultura gastronómica.

Una cultura gastronómica muy rica por cierto, y es que ya lo decía el propio Alain Ducasse " La razón por la que no hay restaurantes franceses en Bélgica, es que no hacen falta"  


El libro está escrito en francés, como no, y podréis encontrarlo en internet a un precio de 23 €

jueves, 19 de enero de 2012

IR A LA COMPRA EN TOKYO



Por aquello de que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo algunas fotos que hice con el teléfono esta semana en un supermercado en Japón.
En alguna foto podéis ver el precio de las cosas en yenes, los números es lo único que yo entiendo de los carteles. Para hacer un cálculo rápido, 100 yenes es más o menos un euro.


Por si alguien creía que le exclusividad de los churros era española. Aquí tenéis churros recién hechos en Kawasaki…



Este pan es perfecto para que los bocatas salgan “redondos”. Ideal para insertar una salchicha, un fuet, o albóndigas a modo de cerbatana.



Mirad que cortes de carne. Entiendo que será WAGYU, lo que fuera de Japón se conoce con buey de Kobe. Los japoneses no identifican al ganado de Kobe (Kobe es una ciudad) como especial por ser de Kobe, si no por su raza. Tampoco es cierto que a estos animales se les den masajes ni cerveza para beber, lo único que garantiza la extraordinaria calidad de estas reses es una extrema minuciosidad en la selección de los cruces y en el estudio de los linajes.


Llama la atención el corte en filetes finos y como vienen preparados en papel film. La carne es espectacular, pero los precios tampoco son tontería, de 120 a 78 euros el kilo en función del corte.



Unas ostras rebozadas para picar…




Las secciones de alcoholes siempre están bien surtidas en casi todos los supermercados hay una buena colección de vinos internacionales. Los japoneses consumen también mucha cerveza de producción nacional y, por supuesto, sus vinos y licores de arroz. Yo hice la foto de los de casa porque siempre hace ilusión encontrarse con alguien conocido.



Los japoneses en los comercios y restaurantes son gente super amable, te intetaran ayudar en todo lo que puedan, pero muchas veces el idioma es una gran barrera si no hablas japonés. Menos mal que en muchos restaurantes te muestran en el escaparate los platos que tienen en la carta. Son reproducciones de los platos hechas en cera, plástico, o yo no sé cómo, pero es  una pasada ver lo realistas que resultan. Si no te arreglas bien para pedir tu cena, siempre puedes pedir al camarero que te acompañe fuera y señalarle lo que quieres. Creedme que esto es algo muuuyy útil… 
  


Y de postre…
¡Esto no se come!  ¡Esto es jabón natural hecho al momento!




He dejado alguna foto más en el perfil de facebook por si os apetece echar un vistazo.



domingo, 7 de noviembre de 2010

MOULES DE BOUCHOTS DE LA BAIE DU MONT SAINT-MICHEL



Unos mejillones fabulosos. Hace unos meses que “SOLBES GOURMET” ha empezado a comercializar este producto en fresco, que a mí me parece de una calidad superior.

Son el primer producto del mar con denominación de origen controlada en Francia (Appellation d’Origine Contrôlée), y los franceses se toman muy en serio esto de regular cualquier cosa bajo el sello de una AOC.

En concreto para estos mejillones, este sello nos garantiza el origen geográfico de los bichos, su gusto, su textura, una carne abundante y hasta su presentación al consumidor final.

Todos estos controles sanitarios y de calidad, junto con un sistema de trazabilidad que identifica el producto desde la mar hasta la mesa, hace que los productores de la zona se pongan bien las pilas y se dejen la piel en las rocas.

El “terroir”, o en este caso “meroir”, es muy importante aquí. Mont Sait-Michel es bien conocido por sus mareas, con gran diferencia de altura entre la pleamar y la bajamar en zonas extensas y llanas. Las corrientes que estas mareas producen, y los efectos de la desembocadura del rio asegura una alimentación perfecta del mejillón y unas aguas impolutas.

Como es un producto natural que tiene sus ciclos vitales, la temporada para poder apreciar su calidad va de julio a febrero. Así que de marzo a junio no los encontrareis a la venta.

En este caso también la presentación es importante. Los podemos encontrar en unas barquetas envasadas en atmosfera controlada y fría, en el que el bicho queda adormecido pero vivito y coleando. Son de 1 kilo y cuestan unos 6 €. Ni una barba que limpiar, ni una piedra entre ellos y, por supuesto, ningún cangrejito parásito dentro del bicho (algo que cada vez es más difícil de encontrar).

Esta temporada ya han pasado unos cuantos kilos de estos mejillones por nuestra mesa puestos a la plancha.

¡Pero es que se comen como pipas!

domingo, 20 de junio de 2010

LA VOILE HA TIEN





Una advertencia. Aquellos a los que os guste la comida oriental y aún no conozcáis este restaurante, tenéis que saber que habrá un antes y un después en vuestro concepto de esta cocina desde el momento en el que probéis cualquiera de sus platos. Avisados quedáis.

La VOILE HA TIEN es de alguna manera como el CASA JULIAN de Tolosa. Cuando te plantas delante de la puerta te preguntas “…este sitio tan “modesto” (por no ofender a nadie) no puede ser el mismo del que tanto nos han hablado…” ¡El mundo es de los valientes! ¿No fue acaso valiente el primer “gourmand” que se comió un erizo de mar o una ostra crudos?

Tonkin fue un antiguo protectorado francés en el norte de la actual Vietnam. La VOILE HA TIEN es un restaurante vietnamita, en concreto de cocina tonkinesa, y está regentado por un matrimonio que decidió establecerse es este pequeño local del puerto deportivo de Hendaya después de muchos años de éxito en otro restaurante en París.

La carta es proporcionalmente mucho más extensa que el propio local. Entre las cosas que uno no se puede perder allí están los rollitos nem, las samosas, la ensalada perfecta, los tallarines a los ocho perfumes, las vieras o el pescado del día con salsa de cúrcuma. Tengo que decir que es posible que esta salsa de cúrcuma sea de lo mejorcito de la casa. Pero también podemos tener suerte y dejarnos caer por allí algún día en el que hayan preparado la sopa especial de cangrejo y hiervas frescas. Si hemos hecho el plan con suficiente antelación, podemos probar algunos de los platos que sólo se sirven por encargo, como la fondue vietnamita (pescados y mariscos que cocina cada cual en un caldo de verduras).

En cuanto a las bebidas, lo más recomendable es regar este desfile de sabores con una cervecita TSIN-TAO o con una botellita de clarete fresquito.

La primera vez que desembarqué en un puerto de Malasia (hace ya algunos años) y probé un plato de pescado al curry verde o una sopa de hiervas y leche de coco, creí que sería imposible encontrar nada parecido fuera de allí… Hasta que me descubrieron el “vietnamita de Hendaya”, que es como todo el mundo conoce a este restaurante.

LA VOILE HA TIEN
Puerto deportivo Sokoburu, Hendaya.
Teléfono: 00 33 559480235
Precio: 40-50 € por pareja